fbpx

Perspectiva pedagógica

International volunteers' training

Aunque estamos convencidos de que la voluntad y la motivación son elementos clave para participar en un proyecto de voluntariado, hay que señalar que no es suficiente. El voluntariado es una experiencia colectiva e individual enriquecedora, pero significa también dejar sus puntos de referencia familiares y a su entorno así que abrirse a lo desconocido. Ser voluntario internacional quiere decir enfrentarse a situaciones imprevistas y a veces difíciles, antés, durante y después del proyecto. De ahí la importancia de un seguimiento y de una preparación adecuada llevada a cabo con la ayuda de nuestros miembros, en particular los coordinadores de los proyectos.

Para que vuestra experiencia en el voluntariado vaya bien, os acompañamos lo mejor posible en vuestro proyecto con la ayuda de antiguos voluntarios. Sin embargo, se trata de vuestra experiencia, por eso los voluntarios tienen que ser proactivos, maduros e independientes.

Generalmente, los voluntarios que regresan prematuramente no se prepararon bien, preferando soñar con su proyecto, la asociación y el país de acogida. Una vez sobre el terreno, están decepcionados y regresan. Por eso, es muy importante entender las realidades que afectan al proyecto, al país y a su cultura para no idealizar la experiencia y no estar desilusionado.

Para nosotros, el voluntariado internacional, el seguimiento de los jóvenes y las actividades complementarias (como los fines de semana de preparación) son herramientas esenciales de sensibilización para alcanzar los objetivos de nuestra asociación. Consideramos que el voluntariado internacional es una excelente manera de proporcionar educación informal. Los proyectos permiten la adaptación a otra cultura, otro idioma o el desarrollo de cualidades como la comunicación, el trabajo en equipo o la empatía. Todas estas contribuciones voluntarias pueden facilitar la entrada del voluntario en la vida profesional futura. El voluntariado es un proceso educativo de preparación colectiva, apropiación de proyectos y evaluación que permite a los jóvenes desarrollar juntos un aprendizaje útil. Para hacerse una idea, estas son algunas de las cualidades que pueden ser desarrolladas por los voluntarios como parte de un proyecto bien manejado:

  • desarrollar un espíritu de apertura;
  • establecer relaciones de confianza, de igualdad y de respeto de las diferencias;
  • asumir responsabilidades;
  • aprender a gestionar un proyecto asociativo;
  • descubrirse a sí mismo en su relación con los demás;
  • acercarse a culturas diferentes;
  • practicar otros idiomas;
  • aprender a desenvolverse en un contexto desconocido;
  • enfrentarse a una forma particular de organización del trabajo.

Aunque tengáis motivaciones diversas y generosas, el voluntariado no debe basarse en un malentendido o en un impulso. Os aconsejamos que toméis un tiempo para pensar en lo que estáis buscando en un proyecto. Es necesario tener motivaciones realistas y bien documentadas, investigando alguna información sobre los países, las organizaciones y los proyectos. Por todas estas razones, estamos aquí para ayudaros a elegir el proyecto adecuado en función de vuestras motivaciones y expectativas.

La preparación que proporcionamos a cada voluntario se centra en el proyecto asociativo al que se quiere unir, pero también en el encuentro intercultural, en las actividades colectivas y en la dinámica de grupos multiculturales. Cada mes, nos esforzamos por organizar al menos un fin de semana de formación destinado a nuestros futuros voluntarios. Estas sesiones de formación abordan estos temas de una manera amigable, divertida y concreta para preparar mejor a los voluntarios antes de que se vayan. Estos fines de semana de capacitación son una oportunidad para que los voluntarios aclaren y hablen sobre sus preocupaciones y expectativas con respecto a un proyecto.

Cada uno de los jóvenes que va a ser voluntario por un período corto o largo también puede conocer a uno de nuestros coordinadores durante estos fines de semana.

Para los voluntarios que se van a unir a un proyecto por un largo período, también organizamos una teleconferencia con los miembros de su futura asociación de acogida para asegurarnos de que se llevan bien. Durante esta conferencia, tendréis la oportunidad de volver a hacer preguntas precisas sobre el proyecto y aseguraros de que os sentiréis relajados cuando os vayáis.

Además de las reuniones individuales y de las preparaciones colectivas, es importante organizar momentos para reuniones y debates en los que los antiguos voluntarios puedan compartir sus experiencias con los futuros voluntarios. Cada mes, hacemos todo lo posible para reunir a los voluntarios que se van y a los que ya se han ido. Para nosotros, este tipo de intercambio es una oportunidad muy enriquecedora para los futuros voluntarios que pueden tener una idea clara del proyecto que les espera. También es un tiempo en el que los antiguos voluntarios compartan sus experiencias.

Una vez aceptados en vuestros proyectos, no dudéis en pedirnos una lista de antiguos voluntarios de sur región para contactarlos y aprender de su experiencia. También puede solicitar leer los testimonios de antiguos voluntarios para obtener más informaciones sobre nuestros diferentes proyectos.

Cada trimestre tratamos de invitar a una asociación colaboradora extranjera para presentar sus proyectos locales durante una tarde, para que los voluntarios puedan hacer sus preguntas y obtener directamente todas las informaciones sobre sus proyectos.

También organizamos ocasionalmente eventos y conferencias abiertas a todos sobre temas relacionados con la interculturalidad, los viajes, la religión, las relaciones internacionales o la solidaridad internacional.

Hemos redactado una guía de preparación para el voluntario, una guía de religiones y una guía de interculturalidad. Estas guías, que se actualizan con regularidad, se ponen a disposición de los voluntarios antes de que se vayan, con el fin de prepararlos para la experiencia y el choque cultural que les espera. Sin embargo, estas guías sólo se dan a título informativo: ¡es vuestra responsabilidad ir más allá!

Los voluntarios también reciben documentación sobre el país de acogida, que incluye videos e informes de audio, para que se familiaricen con la geografía, la historia, las costumbres y la cultura del país. Estos expedientes también contienen consejos prácticos específico para cada país.

Una vez confirmada vuestra inscripción, tendréis acceso a nuestra biblioteca virtual, que contiene más de 2.000 documentos de viaje: guías de viaje, vídeos, consejos de seguridad, entrevistas con antiguos voluntarios, información sobre visados, etc. Todos estos documentos a vuestra disposición no implican ninguna obligación de consulta, pero os aconsejamos de echar un vistazo a los que puedan ser de vuestro interés.

Una vez que nuestros voluntarios se han ido, seguimos en contacto con ellos. Si es necesario, podemos actuar como mediadores entre ellos y la asociación de acogida para ayudarles a encontrar una solución. En el caso de los voluntarios de larga duración, nos pondremos en contacto con ellos durante su proyecto para realizar una evaluación intermedia que servirá tanto para evaluar la calidad del proyecto desde su punto de vista como para compartir su experiencia con futuros voluntarios.

Al final de vuestro voluntariado, también se os pide de entregar un cuestionario de evaluación que nos permitirá aprender un poco más sobre vuestra experiencia de voluntariado. A lo largo de vuestro proyecto, no dudeís en poneros en contacto con vuestro coordinador, que sea para enviarle fotos de las actividades, para compartir anécdotas que enriquecerán nuestros testimonios o para informarle de cualquier inquietud.